Toda mi vida fue hacer ejercicio- “Benito Peña Santiago”

Buenas noches.
Toda mi vida fue hacer ejercicio y practicar algún deporte, termino la escuela y comienza mi vida laboral de acuerdo a mi carrera (soy Contador Publico), me retiro un poco del ejercicio por la parte laboral aunque sigo practicando el fútbol. A los 36 años me invitan y aminan a correr una carrera de 11 kilómetros, el terminar la carrera me sentí emocionado y me anime a inscribirme en la carrera del día del padre de ese año el cual aun sin la experiencia de saber como correr me aventuro y la termino. A los pocos meses me animan a correr mi primer maratón el cual termine con un desgaste impresionante pero con el orgullo de haber terminado. Al siguiente año ya no solo era correr y terminar sino que me propuse a bajar mis tiempos los cuales lo logre en la carrera de 11, la carrera del día del padre y después nuevamente el maratón. Mi meta para el siguiente año era seguir bajando mis tiempos sin embargo sufro una fractura en el tobillo derecho, después de dos semanas angustiosas en el hospital me realizaron dos operaciones y después de tres meses volví a trotar, los dolores eran intensos pero el hambre por querer regresar a las carreras me motivaron a recuperarme rápido. Ese año ya no me pude inscribir y fue hasta el siguiente año en 2014 cuando espere con ansias la convocatoria para la inscripción a la carrera del día del padre, y así fue, la volví a correr pero la placa y los 9 clavos que me tuvieron que poner no impidieron (aunque si fue demasiado cansado) terminar nuevamente esta carrera. Cada año corro dos medios maratón y un maratón, pero la carrera del día del padre es mi favorita por lo que representa el invitar a los hijos a que nosotros como papas seamos inspiración para ellos. Quiero ser ejemplo para mis tres hijos y espero en Dios algún día correr la carrera juntos. Hoy todavía no asimilo la lesión que tengo, pero veo los ejemplos de otras personas que podría decirlo de esta forma, tienen una lesión mas fuerte y ahí siguen, cada vez que llego al kilómetro 19 mi tobillo esta molido pero me inspira el saber que mis dos niñas y mi hijo me esperan un poco mas adelante para acompañarme a la meta. Le doy gracias a Dios por tener la oportunidad, después del accidente de poder caminar y mas aún ¡correr!. He aprendido que las lesiones mentales son mas grandes que las lesiones físicas, para una carrera tenemos que prepararnos física y mentalmente. Lo mas importante es buscar disfrutar la carrera y el tiempo para terminar se da por si solo. Un lema que adopte es “las carreras no se ganan el día del evento, se ganan en los entrenamientos”. Con disciplina y esfuerzo se puede lograr muchas cosas.
Gracias a mi esposa Edith, y a mis inspiraciones Luz Gabriela, Jessica Edith y Karol de Jesus.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.